White proletariat (Proletariado blanco)

17 Ago

White proletariat (Proletariado blanco)

White proletariat (Proletariado blanco)

White proletariat (Proletariado blanco) (45 pags.)

AUTOR

José Carlos

SINÓPSIS

  Colección de textos en formato de libro de uno de nuestros hermanos blancos españoles, donde se tratan los temas de la actualidad que tanto nos afectan como raza: los white Afrikaners, la lucha obrera, la homosexualidad, la religión y la naturaleza. Cada una de las líneas lleva impresa un llamado de solidaridad y hermanamiento, un llamado que nos impulsa a resistir juntos, porque juntos venceremos. Un libro para leer y seguir luchando, hoy mismo, más firmes que nunca.

Descargá el libro haciendo click acá: White proletariat (Proletariado blanco)

Anuncios

7 comentarios to “White proletariat (Proletariado blanco)”

  1. obierzo agosto 17, 2013 a 5:54 pm #

    Gracias por recopilar algunos de mis textos Hermano. Algunos te criticaran por ello, ya que no me ven con buenos ojos, pero recuerda que son burgueses y por eso no son de los nuestros 😉

    • k6m3r6d agosto 18, 2013 a 2:58 pm #

      Ya tuve la queja de un buen camarada y en resumidas cuentas le dije que era necesario separar el trigo de la cizaña. Porque hay hombres y mujeres blancos honrados, pero también hay muchos que están podridos por dentro. Vos los llamás burgueses, yo los llamo traidores. Son egoistas y en su egoismo perjudican a los buenos elementos.
      Verdadera es la cuestión de que la paz se gana luchando, declarándole la guerra al estado de cosas existente, para imponerla finalmente como una nueva concepción. Debemos promulgar la unión de nuestra raza, pero si antes no destruimos sus factores disociativos esa unión va a ser irrelizable. El que no quiera asumir ese compromiso que siga manteniendo su cabeza gacha y que siga tirando el arado de los disociadores. Defendernos de esa ofensa es nuestra obligación como nacionalsocialistas.

  2. obierzo agosto 20, 2013 a 1:09 pm #

    Recuerda que para muchos “fachillas” yo soy peor que el diablo. Les dá picazón hablar de lucha de clases, ya que ellos son parte de la clase Explotadora. Es por eso que cuando el proletariado blanco se alce victorioso sobre los reaccionarios, no habrá piedad para ellos.

    SALUD Y VICTORIA

    TODO EL PODER PARA EL PROLETARIADO BLANCO

    • Carlos V agosto 20, 2013 a 2:16 pm #

      ¿Puedes explicarme la diferencia entre el sistema económico marxista y el nacional socialista? El proletario es aquel que simplemente no dispone de medios, no pertenecer al proletariado no implica ser un explotador. ¿Es el pequeño empresario que vive principalmente de su fuerza de trabajo y sus recursos y que además brinda trabajo y bienes a sus compatriotas un explotador?

      ¿Acaso no existen parásitos pertenecientes al proletariado?

  3. obierzo agosto 20, 2013 a 6:44 pm #

    Dime Hermano: ¿acaso yo defiendo alguno de esos dos sistemas? ¿Por qué me preguntas o mejor dicho, me das a elegir encubiertamente por alguna de esas “facciónes socio-económicas”? El Proletariado Blanco no le debe fidelidad a ninguno de esos dos sistemas, uno por perder y el otro ganar. Pero volvemos a lo de siempre, el discurso de la Lucha de Clases asusta sólo a los mismos. Yo no veo que los padres de familia en paro, los trabajadores y trabajadoras humildes, los abuelos que cuidan de sus nietos porque sus padres tienen que trabajar,… se rasguen las vestiduras al escuchar cosas como las que yo propongo y con eso a mi me vale. Al pueblo le interesa el pan, el trabajo, la justicia y la dignidad y yo como parte de ese Pueblo, me muevo y defiendo los intereses del mismo.

    SALUD Y VICTORIA

  4. k6m3r6d agosto 20, 2013 a 8:19 pm #

    Dejo algunas reflexiones personales:

    Que en nuestro espacio editorial aparezcan las palabras “burgueses” y “proletarios” no implica en absoluto una tendencia marxista ni nada que se le parezca. Reemplácese “burgueses” por “expoliadores” y “proletarios” por “trabajadores”, si se quiere, de todas formas la significación será la misma. Sin embargo – y esta es una opinión personal – sí se debería reemplazar el término “lucha de clases” por uno más apto a la concepción nacionalsocialista: “ordenación justa de la vida.” Y en este punto – para seguir con mi observación subjetiva – es necesario establecer una clara diferencia entre el milagro alemán que se gestó en el corazón europeo y el mundo decadente que sobrevino tras su derrumbe: el internacionalismo.
    Durante los últimos sesenta y ocho años los enemigos del mundo tuvieron el tiempo y los recursos suficientes para perfeccionar todas y cada una de sus prácticas abusivas y dar a luz al enorme pulpo que todo asfixia: el capitalismo internacional, un capitalismo que indistintamente y con el mismo fervor fanático abraza naciones y razas con el firme propósito de convertir a la empresa en propiedad individual, y no, como debería ser, en una comunidad de trabajo. El capitalismo internacional, verdaderamente, se convirtió en la peor enfermedad de nuestro tiempo.

    ¿Y el pequeño empresario? ¿No será él el redentor de la economía nacional?

    Simplemente no, porque él no piensa en el bien común. Resistiéndose a quebrar y a ser devorado por el capitalismo internacional, él sólo se limitará a sobrevivir bajo su sombra tratando de sacar su tajada, con consecuencias igualmente dañinas, aunque en menor escala. Así definido, el pequeño empresario es, en resumidas cuentas, un “pequeño capitalista” y por eso también debería ser considerado un enemigo de la nación.

    ¿Lucha de clases? ¿Será el marxismo la respuesta?

    Si bien la “dictadura del proletariado” suena muy bien como teoría, resultó ser todo lo contrario en la práctica. “Capitalismo estatal” es lo que se encuentra bajo el disfraz del discurso marxista. Estatal es la propiedad de las empresas nacionales, estatal es la dirección de las mismas, estatal es el patrón y los trabajadores son sus proletarios. No existe nada más anti-social como el socialismo marxista. La victoria de la lucha de clases solo cambia de manos la correa de la esclavitud.

    ¿Nacionalsocialismo? ¿En el siglo XXI?

    El partido nacionalsocialista alemán de los trabajadores simplemente fue un medio para lograr un fin: de acuerdo a la aceptación de las leyes naturales estableció las bases para la supervivencia de nuestra raza y elevó el espíritu de los hombres para que inclinen sus cabezas ante dioses más grandes que el dinero; por ese motivo el nacionalsocialismo no es una cuestión meramente política o económica: es una cuestión vital y sus fundamentos no pasaron de moda. Sesenta y ocho años después siguen vigentes, hoy más que nunca, frente al capitalismo internacional, nuestro mayor enemigo. Tenemos que declararle la guerra a ese estado de cosas, pero seguramente no será para convertirnos en los esclavos del estatismo marxista. Los alemanes ya nos marcaron el camino: ¡vayamos a la lucha hermanos!

    • obierzo agosto 27, 2013 a 6:09 pm #

      Nada que objetar a tu sensata intervencion Hermano

Te invitamos a dejar un comentario (no es necesario que escribas tu e-mail ni tu nombre)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: